¿Cómo diferenciar a un nutriólogo (licenciado en nutrición) de un “coach de nutrición”, “gurú de la nutrición” o “health coach”?

Hoy en día hay muchos pseudo-expertos de la nutrición, incluyendo a artistas y celebridades. Sin embargo, un licenciado en nutrición estudia mínimo 4 años de una carrera universitaria, llevando materias de fisiología, química, psicología, diseño de investigación, sólo por mencionar algunas. Además, tiene que pasar por un proceso de titulación que incluye prácticas profesionales.

En cambio, los “coaches” en nutrición, en ocasiones, sólo realizan cursos de un par de semanas, sin un entrenamiento ni formación adecuada. Básicamente cualquier persona puede adjudicarse ese título y comparten recomendaciones nutricionales que muchas veces no tienen sustento científico.

Por eso es muy importante que si estás buscando asesoría en nutrición, acércate a un licenciado en nutrición que cuente con el grado universitario y que idealmente estén certificados por algún organismo reconocido como la Federación Mexicana de Nutrición Deportiva (FMND).

Aquí puedes encontrar el Directorio de Nutriólogas Nivel 3 Certificados en Nutrición Deportiva por la FMND.

¿Cuándo se oxidan más grasas? ¿Cuándo corres o cuando pedaleas una bicicleta?

Este es un estudio clásico del Profesor Asker Jeukendrup en el que se comparó la oxidación máxima de grasa utilizando un protocolo de ejercicio en la banda sin fin vs un protocolo en el cicloergómetro.

Doce participantes moderadamente entrenados realizaron dos pruebas de ejercicio hasta el agotamiento, una corriendo y la otra pedaleando. Se analizó el intercambio de gases para determinar la tasa de oxidación de grasas. Los resultados mostraron que la oxidación de grasas fue significativamente mayor cuando los participantes corrieron a cuando se utilizó el cicloergómetro, sin embargo la intensidad a la que se inició la oxidación de grasas no fue diferente entre las dos modalidades de ejercicio.

FUENTE: Achten J, Venables MC, Jeukendrup AE, Metabolism 2003. 

El impacto de PokémonGo en los niveles de actividad física

El año pasado, se vio un impacto notable del juego de realidad aumentada Pokémon Go, con comentarios positivos y negativos tras el uso masivo e internacional de esta aplicación móvil que obliga a los usuarios a salir a caminar por las calles.

Los fundadores de Cardiogram, la aplicación que utiliza Apple Watch para analizar el ritmo cardiaco, registraron un aumento en el total de ejercicio de los 35,000 usuarios que analizaron durante el fin de semana después del lanzamiento de Pokémon Go (similar al patrón que se ve en enero cuando muchas personas buscan cumplir su propósito de año nuevo: hacer más ejercicio).

Un impacto similar reporto la empresa Jawbone al analizar los comentarios de los usuarios de su dispositivo de seguimiento de actividad “UP”. Se vio que los usuarios que mencionaron Pokémon Go entre sus comentarios, caminaron 62.5% más de lo usual.

Así, diversas empresas similares han visto que muchos individuos registran “Pokémon Go” como una actividad física y reportan sentirse más activos y hasta llegar a caminar 12,000 pasos durante el día.

¿Casualidad o causalidad? Sabemos que debemos incrementar los niveles de actividad física alrededor del mundo y aunque muchos argumentan que con la obsesión de este juego no se tiene una convivencia social, es un hecho que logró sacar a muchas personas a caminar por las calles en lugar de jugar videojuegos desde casa.

Fuente: Kate Silver, Washington Post. 

Nutrición: ¿La clave del éxito de Pep Guardiola?

“Pep” Guardiola ha sido nombrado como mejor entrenador en diversas ocasiones y ha llevado al éxito a varios equipos de fútbol soccer.

Parece ser que él conoce la receta secreta que muchos otros entrenadores ignoran: la nutrición. Tanto en el F.C. Barcelona como en el Bayern Múnich, Guardiola se aseguró de controlar la alimentación de sus futbolistas promoviendo la alimentación antes y después de entrenamientos o partidos. Guardiola está convencido que una adecuada nutrición ayuda a prevenir lesiones por lo que en su nueva etapa en el Manchester City busca tener un nutriólogo especializado en el deporte y eliminar la comida rápida.

¿Tú crees que más entrenadores deberían de destacar la importancia de una adecuada nutrición?

Fuente: Dani Gil, Mundo Deportivo.

El “gen de la cafeína”

La cafeína ha sido considerada como una ayuda en el rendimiento deportivo, sin embargo, recientes investigaciones presentadas en la Reunión Anual del Colegio Americano de Medicina del Deporte de este año (Boston, Junio 2016) mostraron que al parecer la cafeína funciona para muchas personas pero puede ser contraproducente para otras.

La diferencia depende de una variante de un gen que determina que tan rápido se metaboliza. El gen involucrado se llama CYP1A2. Nanci Guest presentó los resultados de su estudio que involucró a 100 atletas quienes llevaron a cabo pruebas de ciclismo contra reloj de 10km y se les administró 0, 2 o 4 mg de cafeína por kilogramo de peso corporal. Se encontró que 49 atletas tenían la variante GG del gen que significa metabolismo muy rápido de la cafeína, mientras que 8 tuvieron la variante AA que resulta en una utilización muy lenta de cafeína y los otros 43 deportistas tuvieron una variante mixta que también se traduce en un metabolismo de cafeína lento (pero no tan lento como la variante AA).

Al analizar sus tiempos de acuerdo al genotipo, los metabolizadores rápidos (GG) pedalearon 1.2 minutos más rápido, los intermedios (GA) pedalearon 0.5 minutos más rápido y los metabolizadores lentos pedalearon 2.5 minutos más lento.

Fuente: Guest, N, ACSM 2016.

Proteína para atletas de resistencia

En un estudio publicado recientemente se encontró que los atletas de resistencia (como los corredores de fondo, por ejemplo) pueden llegar a tener necesidades de proteínas mayores a las que se han establecido en las recomendaciones actuales para este tipo de deportistas (1.2-1.4 g de proteína/kg de peso corporal/día).

Los investigadores utilizaron una nueva técnica para medir la utilización de proteína a la que llamaron “indicador de oxidación de aminoácidos” que consiste en marcar un aminoácido con un isótopo de carbono permitiendo el monitoreo del uso de ese aminoácido en el cuerpo.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que los atletas de resistencia requieren alrededor de 1.8g de proteína/kg de peso corporal/día en los días con entrenamientos de alto volumen.

Fuente: Kato et al, PLOS One, 2016.

¿Cómo detener la epidemia de obesidad en niños y adolescentes?

En este estudio controlado aleatorio se realizó una intervención de prevención de obesidad en alumnos de bachillerato. Se incluyeron cambios del entorno en toda la escuela, se fomentaron los alimentos saludables en la cafetería y se realizó promoción de la salud entre alumnos.

Después de dos años, los estudiantes que fueron clasificados con obesidad al inicio del estudio tuvieron una reducción significativa de Índice de Masa Corporal (IMC) en comparación con los estudiantes del grupo control. Este resultado se tradujo en una pérdida de peso corporal de aproximadamente 4.1 kg.

Por lo tanto, intervenciones en las escuelas pueden tener efectos a largo plazo en el IMC de estudiantes con obesidad.

FUENTE: Bogart LM, et. al., Pediatrics, 2016. 

Recomendaciones proteicas para pérdida de peso en atletas

En base a evidencia científica se recomienda una ingestión de proteína de 1.8 a 2.7g/kg de peso corporal total/día ó 2.3 a 3.1g/kg de masa libre de grasa/día, para aquellos atletas que buscan reducir la masa grasa y mantener su masa libre de grasa. Además de un déficit energético de 500kcal/día e incluir entrenamiento de fuerza.

Es importante considerar la composición corporal del atleta, su consumo habitual de proteína y sus metas nutricionales. El atleta debe consumir fuentes de proteína de alta calidad, así como distribuirlas durante el día. La recomendación de proteína post-ejercicio es de 0.25 a 0.3g/kg de peso de proteína con un alto contenido en leucina y proteína de rápida absorción, como por ejemplo, proteína de suero de leche.

 

FUENTE: Murphy C. et. al. Eur J Sport Sci. 2015. 

Suplementos de venta libre (OTC)

Este estudio realizó una revisión de los artículos publicados respecto a suplementos alimenticios en medicina del deporte desde enero de 2014 hasta abril de 2016. Los nuevos hallazgos de esta revisión fue que 90% de los suplementos deportivos contienen trazas de disruptores endócrinos estrogénicos. Alrededor del 50% están contaminados con melamina, una fuente de nitrógeno no proteica.

El consumo de suplementos de venta libre (OTC) es muy popular entre atletas. Aunque la mayoría de los suplementos podrían ser considerados como seguros cuando se ingieren en las dosis recomendadas, los atletas deben estar conscientes de los riesgos potenciales ligados al consumo de suplementos. Además de los riesgos relacionados con sobredosis y con efectos cruzados cuando se combinan diferentes suplementos al mismo tiempo, la contaminación inadvertida o deliberada con estimulantes, compuestos estrogénicos, diuréticos o agentes anabólicos puede ocurrir también.

FUENTE: Deldicque L, Francaux M, Curr Opin Clin Nutr Metab Care, 2016. 

¿Eres fan de Game of Thrones?

Recientemente, investigadores de la Universidad de Stirling, Reino Unido, analizaron la dieta de “La Montaña”, personaje interpretado por Hafthór Júlíus Björnsson, actor islandés que pesa 180 kg y mide 2.06 metros y en el mundo real, es uno de los hombres más fuertes del mundo que reportó consumir 12000 kcal/día.

El Dr. Oliver Witard y el Dr. Lee Hamilton examinaron su alimentación y los suplementos que el atleta consume, por ejemplo, los aminoácidos de cadena ramificada (BCAAs por sus siglas en inglés), llegando a la conclusión de que no existe evidencia científica de que la suplementación con BCAAs es más efectiva para la estimulación de la hipertrofia muscular que la proteína de alta calidad, como la leche.

Los investigadores hicieron una comparación de cómo se traducirían algunas de las prácticas nutricionales de “La Montaña” a un atleta cuyas necesidades energéticas son de 2500 kcal/día.

Lee el artículo completo.

*Infografía desarrollada por la Universidad de Stirling – Elena Añíbarro