Recuperación: Cerezas Ácidas

 

Las cerezas Montmorency (Prunus cerasus), también conocidas como “cerezas ácidas” son un tipo de cerezas amargas que crecen en Estados Unidos, Canadá y Francia, y se comercializan en jugos y concentrados.

 

Diversos científicos han realizado estudios que indican que el jugo de cereza ácida puede ser una nueva y prometedora ayuda para la recuperación. El equipo de investigación del Profesor Glyn Howatson de la Universidad de Northumbria (Reino Unido) incluyó a 16 jugadores masculinos de fútbol semi-profesional de 21 a 29 años de edad que fueron asignados aleatoriamente al grupo que consumió el concentrado de jugo de cereza comercial o un grupo control que consumió un placebo. El concentrado de jugo (30ml) estaba mezclado con 100 ml de agua y lo consumieron dos veces al día (8 am y 6 pm) durante siete días consecutivos, cuatro días antes de la prueba simulada y tres días después de la prueba. Esta dosis otorgaba 73.5 mg de antocianina o el equivalente a aproximadamente 90 cerezas enteras.

 

Siguiendo el mismo horario, los participantes del grupo placebo consumieron una bebida de frutas con <5% de fruta mezclada con agua y maltodextrina.

 

Con base en los marcadores observados, se encontró que el jugo de cereza ácidas mantiene un mayor rendimiento funcional y disminuye el dolor muscular reportado por los participantes en comparación al placebo. No se observaron efectos significativos en el daño muscular o estrés oxidativo en ninguno de los dos grupos.

 

Estos resultados apoyan investigación previa en atletas de maratón, ciclistas y atletas que realizan entrenamiento de alta intensidad. Pero este estudio otorga evidencia que sugiere que el jugo de cereza ácidas también puede beneficiar a los atletas involucrados en actividades prolongadas y sprints, como el fútbol, ​​el rugby y el lacrosse.

 

Fuente: Bell P.G., et al., Nutrients 2016

1 thought on “Recuperación: Cerezas Ácidas”

Mariane Dominguez Oropeza

me gusto mucho ojala me puedan seguir mandando este tipo de información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *